Mitradel reconoce grave déficit de competencias

13/1/18 - 12:00 AM
Las actividades que están creciendo, como puertos, Canal de Panamá, bancos, no requieren cantidad de personal.

Expertos sostienen que cada vez las personas optan por ser independientes y no asalariadas, lo que tiene sus retos. Archivo

  • Redacción Economía | [email protected] | @PanamaAmerica                                            

La desaceleración económica que enfrentan varias actividades en el país ha generado que la cifra de desempleo aumente a 6% hasta agosto de 2017, según cifras oficiales, aunque algunos sectores afirman que podría ser más elevada.'

47


mil personas se necesitarán en el rango no profesional de aquí al 2020.

40


nuevos empleos anuales registra Panamá, según el experto René Quevedo.

Cifras de la Contraloría General indican que el desempleo total hasta agosto de 2017 se ubicó en 6%, cuando en el 2014 era de 4.1%, lo que se consideraba como pleno empleo.

La economista Maribel Gordón señaló que para nadie es un secreto que hay subestimación de cifras y no hay confianza en las mismas, ya que la generación de empleo que se ha estado desarrollando en el país es una generación que no garantiza permanencia.

"Lo que quiere medir el Gobierno como generación de empleo es por la cantidad de contratos que se llevan adelante cada año", dijo la economista.

Afirmó que una persona al año puede tener uno o hasta tres contratos producto de la inestabilidad laboral.

Indicó que la mayoría de los contratos son definidos y eso hace que la informalidad sea galopante.

Cifras de la Contraloría indican que hasta octubre del año anterior se registraron 96 mil 388 contratos definidos, mientras que 62 mil 284 eran indefinidos y 73 mil 115 por obra determinada.

En general, los contratos de trabajo hasta octubre pasado disminuyeron 3.2% en comparación con igual periodo del año anterior.

"Ellos dicen que es 40% la informalidad, sin embargo, representante de los trabajadores afirman que es 47%, ya que las actividades económicas que se están impulsando no son las mayores generadoras de empleo, por ende, la tasa de desempleo puede ser mayor y la informalidad es galopante", dijo Gordón.

Ante esta realidad que atraviesa el país, el ministro de Trabajo y Desarrollo Laboral, Luis Ernesto Carles, aseguró que el futuro del trabajo representa un desafío en materia de educación y formación laboral, y que no debe verse como un acto, sino como un proceso que ya empezó.

"Los constantes cambios, las tecnologías y los procesos productivos obligan a realizar una actualización de las prioridades, el desarrollo de normas de aprendizaje y de diseños curriculares que contribuyan a elevar la productividad de la economía", dijo el ministro Carles.

Sostuvo que el proceso de transición al mundo del trabajo plantea dos retos para el trabajador poco formado, ya que se enfrenta con las máquinas que eliminan su puesto de trabajo y con las nuevas plazas laborales las cuales requieren habilidades que él o ella no tienen.

Esta nueva era, según Carles, les plantea metas al Estado y a los actores sociales, las cuales implican implementar políticas integrales que permitan impulsar la transformación productiva, la promoción del empleo, mejorar la articulación entre el sistema educativo y productivo, así como el fortalecimiento de los sistemas de verificación de los estándares laborales.

Carles señaló que Panamá tiene un grave déficit de competencias laborales debido al desajuste entre la oferta y la demanda en el pénsum de formación.

Datos arrojados por el informe de la Alta Comisión de Empleo (noviembre del 2014), señalan que el sector logístico, comercio, turismo, construcción, industria y agricultura mantienen desde el 2015 hasta el 2020 una proyección de 232,289 nuevas plazas de trabajo entre los que se cuentan 159 mil 141 técnicos.

El experto en temas laborales René Quevedo dijo que "es importante que entendamos que el entorno del trabajo cambió y seguirá cambiando, demandando competencias cada vez más exigentes, particularmente, en materia de actitud y adaptabilidad, así como nuevos parámetros de medición para entender las tendencias".