Capricho

01/2/18 - 12:00 AM
El presidente Varela sometió al país y a sus propias designadas a la Corte al escarnio público por su...

  •                                             

Capricho

El presidente Varela sometió al país y a sus propias designadas a la Corte al escarnio público por su intransigencia. Fue casi un mes de un bochornoso e innecesario espectáculo que degradó a la clase política.

Intenciones

No nos llamemos a engaños, Varela se empecinó con sus designadas porque añora asegurar el control de la Corte Suprema para cuando deje el poder y tengan que rendir cuentas él y sus allegados por el caso Odebrecht.

Lección

Por el discurso que pronunció al conocer su humillante derrota, pareciera que Varela no abandonará su estilo de gobierno prepotente e impositivo. Este es apenas el primero de los reveses políticos que le esperan.