La soledad, los apps y más

Mié, 02/08/2017 - 14:28
Muchas veces, nosotros los solteros estamos en busca de nuestra alma gemela, nos empecinamos en ello y nos olvidamos de buscar dentro de nosotros, saber quiénes somos o simplemente realizar actividades que amemos.

Hace unos días comenté en mi red social Facebook lo siguiente: Eso de salir con el "equivocado", mientras llega el "indicado", es un poco "complicado". Al final, alguno de los dos quedará herido y como también, nos perderemos de conocer a otras personas. En resumen: "No le tengamos miedo a la soledad, hay que aprender a convivir con ella y disfrutar de nuestra propia compañía".

Ampliando más el tema, este comentario llegó a mi mente porque estamos tan pendientes de recibir amor de los demás que nos olvidamos de conocernos a nosotros mismos, de tomar las riendas de nuestras vidas y decidir hacer las cosas que nos gustan, disfrutando cada momento, con personas buenas vibras y vivir el hoy, haciendo que las cosas pasen, luchando con pasión para alcanzar nuestros sueños, aprender de cada batalla y buscarle el sentido a nuestra vida, vivir con propósito para que, a pesar de las pruebas, sepamos sonreír cada día.

Muchas veces, nosotros los solteros estamos en busca de nuestra alma gemela, nos empecinamos en ello y nos olvidamos de buscar dentro de nosotros, saber quiénes somos o simplemente realizar actividades que amemos.

"La búsqueda"

Bajamos Tinder, Happn, entre otras aplicaciones en nuestros teléfonos celulares para conocer personas. Puede que tengamos suerte o no. El dato está en saber seleccionar a esa persona, que tengan afinidad con nosotros y que demuestren un verdadero interés en conocernos. Porque ¡OJO!, muchos andan por allí utilizando estos apps para molestar, personas casadas, en una relación, con actitudes negativas u ofrecer malos ratos. Para poder usar estas aplicaciones debemos ser cuidadosos. Todo depende de lo que desees, todo está en ti si quieres una relación formal o no formal.

Experiencias positivas

Utilizar un app para conocer chicos o chicas en esta época es algo normal. Ya se pueden ver parejas formales que se conocieron por Tinder. Los tiempos cambian, la tecnología avanza, y si decides entrar a este mundo mi primer consejo es que "No dejes de ser tú mismo". Adicional, por experiencia propia, les puedo decir que mientras viví en el extranjero conocí chicos por Tinder y en la actualidad aún somos grandes amigos. No todo es malo al utilizar estas aplicaciones, tenemos el control de saber manejar cada situación como personas adultas que somos.

En resumen, cada uno es el capitán del barco llamado "vida". Mi intención con esta columna es que aprendamos a ser personas "independientes" a vivir con armonía con nuestra persona y saber qué hay dentro de nuestros corazones. Tenemos la tendencia a buscar refugio en alguien más y no medimos si es la persona correcta para nosotros o porque sencillamente le tememos a la soledad. Nos conformamos en decir "Para estar solo(a) estoy con ella (él)", o "Peor es nada". Esos comentarios son el detonante que determina que somos personas dependientes y que nos conformamos con estar con alguien porque sí y no porque realmente nos impacte o nos guste al 100%.

Estar soltera es mi espacio para seguir creciendo, madurar, conocer chicos ¿por qué no?, puedo llevarme chascos o conocer grandes amistades y así mismo, seguir adelante con mis proyectos sin desesperarme por estar sola. "Todo está en encontrar el equilibrio mental y dejar que la vida fluya".

Vivir en soledad me ha enseñado a saber quién soy, a purificar mi alma y pensamientos, a confirmar lo que realmente me gusta en una pareja y a vivir momentos íntimos llenos de paz y amor, compartiendo con seres increíbles, conociendo lugares, compartiendo cultura y viviendo al máximo para disfrutar el hermoso regalo de la vida, que es solamente una, porque solo se vive una vez.

  • COMPARTIR