Pánico en Hawái por presunta alerta de ataque de misil

13/1/18 - 12:30 PM
El portavoz del Comando del Pacífico de Estados Unidos, el comandante David Benham, dijo en un comunicado que PACOM "no ha detectado ninguna amenaza de misiles balísticos a Háwai" y que el "mensaje anterior se envió por error".

A lo largo del 2017 Corea del Norte realizó unas 20 pruebas misilísticas. FOTO/EFE

  • Washington/EFE/AP                                            
Pánico entre los habitantes de Hawái, al recibir alertas vía celulares de un presunto ataque con misil, a raíz de ello varias personas abandonaron sus autos y buscaron el túnel más cercano.
 
Los ciudadanos de Hawái recibieron una alerta en sus teléfonos móviles que indicaba que un misil balístico se dirigía hacia ese estado estadounidense de forma inminente, una alarma que resultó ser falsa, según aseguraron más tarde las autoridades estatales.
 
El senador demócrata por Hawái Tulsi Gabbard aseguró a través de su cuenta de Twitter que no había "ningún misil llegando Hawái" y aseguró que había confirmado dicha información con el Gobierno hawaiano.
 
Se desconoce qué fue exactamente lo que ocurrió. El presidente de la Cámara de Representantes de Hawái, Scott Saiki, dijo que alguien presionó el botón equivocado, mientras que la Casa Blanca indicó que el episodio había sido “simplemente un ejercicio estatal”. 
 
 
Sin embargo, por casi 40 minutos pareció que el mundo se iba a acabar en Hawái, una isla paradisiaca de antemano nerviosa por la amenaza de los misiles nucleares de Corea del Norte.
 
El alerta, que fue enviado a celulares poco después de las 8:10 de la mañana, decía en mayúsculas: “AMENAZA DE MISIL BALÍSTICO DIRIGIDO A HAWÁI. BUSQUE REFUGIO INMEDIATAMENTE. ESTO NO ES UN SIMULACRO”. 
 
El gobernador de Hawái, David Ige, ofreció disculpas por el "dolor y la confusión" causados por la falsa alerta. 
 
En una conciliatoria conferencia de prensa, Ige prometió revisar el sistema de pruebas a fin de garantizar que tal error no se repita. 
 
En una de las principales carreteras al norte de Honolulu, los conductores abandonaron sus vehículos y corrieron hacia un túnel cercano, reportó el diario Honolulu Star-Advertiser. Los trabajadores en un club de golf se amontonaron en una cocina temiendo lo peor. 
 
El golfista profesional Colt Knost, que se hospeda en un hotel de la playa Waikiki durante un evento de la PGA, aseveró que “todos estaban en pánico” en el vestíbulo.
 
“Todos estaban corriendo y decían ‘¿Qué hacemos?”, declaró Knost. 
 
Richard Ing, un abogado de Honolulu, trabajaba en proyecto de construcción en su casa cuando su esposa le avisó sobre el alerta. Tanto ella como sus hijos se prepararon para evacuar mientras él intentaba saber qué era lo que estaba pasando. 
 
Por su parte, Cherese Carlson, que estaba en Honolulu para una clase y lejos de sus hijos, dijo que los llamó para asegurarse de que estaban dentro de su casa tras recibir el alerta.
 
“Pensé ‘Oh Dios mío, este es el fin. Algo malo está por suceder y podría morir’”, expresó. 
 
La Agencia de Manejo de Emergencia de Hawái tuiteó que no había ninguna amenaza 10 minutos después de la primera alerta, pero las personas que no forman parte de Twitter no podían ver dicha publicación. Una alerta corregida que informó sobre la “falsa alerta” no llegó a los teléfonos sino hasta 38 minutos después, de acuerdo con la hora que aparecía en las imágenes que las personas compartieron en sus redes sociales. 
 
El incidente provocó que las agencias de Defensa, incluido el Pentágono y el Comando del Pacífico de Estados Unidos, emitieran el mismo comunicado sobre que no habían “detectado ningún misil balístico que amenazara a Hawái”.