ETIQUETAS: Gobierno | Chiriquí

Cónsul panameño en problemas por supuesto contrabando de zapatos en Brasil

12/12/17 - 07:00 AM
El Ministerio de Relaciones Exteriores se limitó a responder en un escueto comunicado que debían comprobar todo.

  • Yaissel Urieta Moreno                                            

Pedro Luiggi Cozzareli, cónsul panameño en Santos, Brasil tiene una denuncia en su contra por el supuesto delito de contrabando de una marca de zapatos brasileños a Panamá durante los meses de agosto, octubre y noviembre, pero los afectados no han tenido una respuesta directa del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Al consultar hoy a Elad Yahav, representante de la empresa afecta en Panamá, HOB Managemen Zona Libre S.A., dijo que “todavía” no han recibido una respuesta directa del Ministerio.

La denuncia interpuesta por Yahav en su papel oficial de la marca Melissa, adujo en una nota dirigida al vicecanciller de la República, Luis Miguel Hincapié, que han venido “recibiendo perjuicios económicos directos por las acciones ilegales” de Cozzareli.

HOB Managemen Zona Libre S.A.,  única empresa autorizada para vender los calzados Melissa en Panamá, realizaron su denuncia al viceministro Hincapié y en ella detallaban que tenían “conocimiento y certeza que desde el mes de agosto pasado el referido cónsul ha estado ingresando personalmente al país zapatos de nuestra marca en grandes cantidades para así venderos, principalmente en Chiriquí.

Detallaron que “en agosto fueron más de 100 pares, en octubre ingresó alrededor de 40 y el día 22 de noviembre ingresó con 60 pares”, totalizando 200 calzados. “Este señor, abusando de su posición y aparentemente de influencias, compra la mercancía con su inmunidad sin pagar impuestos en Brasil y, además, ingresa la mercancía al país sin pagar impuesto alguno”, se leía en la carta que llegó a la Cancillería el pasado 7 de diciembre.

Entre tanto, desde el Ministerio de Relaciones Exteriores se publicó un comunicado manifestando “su total respaldo al proceso de investigación correspondiente, para determinar si se cometió o no algún perjuicio económico en contra de esta empresa”. 

De igual forma detallaron que rechazan todo tipo de ilegalidad y “que de confirmarse alguna irregularidad, la institución asegurará que el funcionario asuma las consecuencias del caso”.

Aún no se conoce la posición del cónsul Cozzarelli al respecto, pero desde Cancillería anunciaron que ellos asegurarán “el cumplimiento de los más altos estándares de transparencia en sus funcionarios, en la sede y en su servicio exterior”.

Se intentó contactar al Ministerio de Relaciones Exteriores para tener su versión, pero nadie contestó.