Análisis

Periodista culto

09/1/18 - 12:00 AM
...los periodistas debemos estar preparados para todo tipo de coberturas. El léxico, la relación de las palabras, la prudencia, la precisión en la descripción narrativa y los detalles exactos de los hechos, son algunos detalles importantes que se obtienen al conocer el tema a profundidad y en la preparación del trabajo periodístico.

  • Miguel Ángel Sánchez Avila | [email protected] |                                             

Durante muchos años en las aulas universitarias donde estudiamos muchos periodistas, los docentes pregonaban frases como: "el periodista debe saber de todo un poco", "los periodistas debemos leer constantemente para estar bien informados", "el periodista debe ser crítico de los problemas sociales", "la ética es un principio fundamental, donde se refleja la credibilidad del periodista". Quizás, estas expresiones fueron extraídas de algunos libros que se utilizaban, para guiar al aspirante a periodista por el camino correcto de la profesión. La cierto es, que esas orientaciones tenían mucho sentido. Pero ¿Cuántos periodistas hemos hecho el esfuerzo por seguir las recomendaciones de los docentes?

En la actualidad, los temas que los periodistas debemos manejar son diversos. Sin embargo, cada uno de ellos tiene un lenguaje diferente y un tratamiento especial. En el campo jurídico, por ejemplo, con los cambios del sistema inquisitivo al penal acusatorio, el tratamiento de la noticia es más rápido, ya que, los resultados de los procesos se dan en tiempos más cortos y cada una de esas deliberaciones, ofrece información relevante que se convierte en noticia. En este caso, el periodista debe manejar la información de manera correcta. De no ser así, los abogados defensores pueden utilizar las publicaciones especulativas como prueba, para dejar constancia de que el proceso fue viciado o que se violaron los derechos de su defendido.

Por otro lado, en temas religiosos, ya tenemos experiencia de algunas deficiencias, quizás por falta de concentración de los periodistas que describieron y narraron los detalles de un evento, donde estuvo involucrado la máxima autoridad de la Iglesia católica. No estoy criticando lo que sucedió. Es solo un ejemplo de los experimentados y cultos que debemos estar, cuando se nos asignan tareas como estas. También debemos evaluar, que no todo el tiempo cubrimos estos eventos. En ese sentido, falta poco tiempo para que los periodistas panameños vivamos una experiencia diferente en el contenido religioso. La Jornada Mundial de la Juventud se desarrollará en nuestro país en los próximos meses. Entonces debemos preguntarnos: ¿Estamos nosotros preparados para informar a la sociedad de la manera correcta? ¿Sabemos de qué manera llamar a las autoridades eclesiásticas? ¿Conocemos sobre el asunto litúrgico?

Para nosotros los periodistas, los temas políticos quizás sean los más fáciles de manejar. Es el pan de cada día en los medios de comunicación en Panamá. No obstante, es el más conflictivo, tomando en cuenta que a los políticos no les gusta las publicaciones donde se les cuestionan sus acciones. De igual forma, estos políticos y gobernantes, pretenden que los medios de comunicación publiquen lo que ellos quieren y de la forma que quieren, basándose en el hecho de que sus acciones son buenas y favorables para la sociedad. Hace poco, todos conocimos la posición de un alto mando del Gobierno sobre el tema. Lo que muchos no conocen es que el periodista cumple asignaciones. Es decir, el medio de comunicación es el que decide qué se publica y qué no se publica, dependiendo de su línea editorial. Esto ya lo hemos aclarado en otros artículos.

En consecuencia, los periodistas debemos estar preparados para todo tipo de coberturas. El léxico, la relación de las palabras, la prudencia, la precisión en la descripción narrativa y los detalles exactos de los hechos, son algunos detalles importantes que se obtienen al conocer el tema a profundidad y en la preparación del trabajo periodístico. Seamos cultos y competentes.

Periodista