'Desde cualquier parte...'

13/2/18 - 12:00 AM
Modesto A. Tuñón F. aprende, conoce y crece a medida que viaja.

Modesto A. Tuñón F. en la gala de su libro en la Biblioteca Nacional en enero. /Foto Josué Arosemana.

Dedicó muchos ejemplares.

  • Rosalina Orocú Mojica | [email protected] | @PanamaAmerica                                            

El olfato periodístico de Modesto Tuñón y su enorme sensibilidad, al igual que su afán por ampliar sus horizontes le han abierto puertas y ventanas que le han permitido incrementar su acervo a la vez que su comprensión de la naturaleza humana. Y su respeto por las tradiciones, creencias y convicciones de aquellos que se han cruzado en su camino, sea por motivos personales o profesionales.'

Recuerdos que atesora
Remembranzas
¿Cómo no ser otro luego de tantos encuentros y desencuentros interculturales? Modesto Tuñón sigue siendo el mismo, si se le mira a la ligera. Si nadie indaga más acerca de esos viajes, esas personas que conoció, esos lugares donde fue.
Pero no, es distinto. Es otro. Más maduro. Más empático. Cada vivencia lo marcó. Así nos lo dejó saber el periodista y docente cuando dialogamos sobre ‘Desde cualquier parte...’.

Es que siempre tiene esa disposición de aprender y comprender.

La docencia y el periodismo le han permitido alimentar esa actitud de explorador de la vida, de indagar más allá de lo aparente. Y su pasión por los viajes también abona ese espíritu de búsqueda que le acompaña y gracias al cual su mente, que es libro abierto, acumula información, datos, lugares, personajes... Y, ¡he aquí que nació un libro!

Así fue la gestación de "Desde cualquier parte...", que contiene más de 40 crónicas de más de 20 países que ha visitado por razones personales o profesionales o en los cuales estudió y vivió.

Esta obra así como cuenta cómo es un Domingo de Cuaresma en La Antigua, Guatemala, también enfoca en otra crónica en las vicisitudes de las minorías para sobrevivir en Hollywood o dedica tiempo a transportarnos con su prosa fresca y rica en descripciones a una calle de La Vieja Habana cuya historia va desgranando que es una delicia leer el escrito.

En 205 páginas, "Desde cualquier parte..." presenta mundos cercanos y lejanos, con diferencias y similitudes, internos y externos, que sentimos ajenos o que nos suenan algo familiar porque nos identificamos con ellos. Su prosa no nos deja indiferentes.